A finales de enero introdujimos el concepto de Quantitative Easing (QE) cuando el Banco Central Europeo (BCE) anunció que utilizaría esta medida para dinamizar los precios y reactivar la economía europea. En aquel artículo describimos que el QE hacía aumentar la masa monetaria comprando activos públicos, y cuáles habían sido las primeras reacciones al anuncio de la medida. La semana pasada se empezó a implementar dicha política y esta vez perseguimos indagar más en por qué el BCE parece que se ha visto obligado a tomar esta decisión (que para algunos llega tarde y mal).

1.700 millones de euros en multas a seis grandes bancos por condicionar los tipos del euríbor. La sanción más alta impuesta por Bruselas hasta ahora. Estos bancos han sido el Citigroup, JP Morgan, Deutsche Bank, Société Générale, Royal Bank of Scotland (se ve que necesitan dinero para pagar la independencia) y el RP Martin.