Son muchísimas las ventajas para un país que forme parte de una institución fuerte e influente como la Unión Europea. Aun así, también son muchas las voces poco favorables y escépticas en formar parte de la UE. No sólo en aquellos países europeos que no forman parte de la Unión, como Noruega o Suiza, sino también dentro de estados tan profundamente europeístas como Alemania.

Hoy Suiza aparece en la prensa por partida doble. Por un lado, el gobierno de la conferencia helvética, en respuesta al referéndum sobre la libertad de circulación que tuvo lugar la semana pasada,