Parece ser que ya está más cerca. Se acaban los centenares de modelos diferentes de cargadores. Se acabó el rebuscar entre compañeros de clase o de trabajo por un cargador compatible con el tuyo, porque ya todos los serán.