Esta es ya nuestra cuarta entrega. Empezamos hablando de las naciones sin estado (Recetas para Europa I), seguimos explicando las diferentes propuestas de sistema político (Recetas para Europa II) y más tarde sobre las propuestas del Entorno Natural (Recetas para Europa III). Hoy, sin embargo, nos centramos en los grupos sociales. El análisis de los programas electorales de los partidos se ha centrado en cuatro puntos principales, uno por cada grupo social a analizar: los jóvenes, los inmigrantes, los discapacitados y la gente mayor.

La idea de Europa es, en cierto modo, un tanto abstracta. No sólo es abstracta por el importante desconocimiento que se tiene de ella, sino por los diferentes outputs que recibimos desde los medios, que en ocasiones, imprimen una visión un tanto parcial o sesgada de lo que es Europa. Una Europa que es, para muchos de los ciudadanos europeos, la culpable de muchas de las desgracias que nos azotan actualmente, mientras que es garante de muy pocas cosas favorables. Sin embargo, esa sensación que en ocasiones tenemos los propios europeos, es diferente de la que tienen aquellos que están fuera de nuestras fronteras.