La Europa del 1%

No, no estamos hablando del 1% que muchos piensan, no se trata de aquellos ciudadanos que acumulan la riqueza del mundo, frente a ese 99% que somos los restantes, NO. Tampoco hablamos de ninguna comisión por obra, todos sabemos que éstas empiezan en el 3%. En este caso hablamos de un mito, un mito de tantos, que es necesario derrumbar.

Hoy, jornada de reflexión, os ofrecemos la última entrega de las “Recetas para Europa” a partir de las cuales hemos tratado de esclarecer que propone cada uno de los partidos que se presenta a las elecciones (Recetas I II III IV y V). Nos hemos dejado para el final uno de los temas que han centrado la actualidad europea de la última legislatura: el estado de la economía. La gestión de una crisis económica, que empezó siendo mundial pero que ha acabado siendo esencialmente europea, ha redefinido en los últimos años el proyecto europeo.

Ya tenemos aquí la penúltima entrega. Empezamos hablando de las naciones sin estado (Recetas para Europa I), seguimos explicando las diferentes propuestas de sistema político (Recetas para Europa II), más tarde sobre las propuestas del Entorno Natural (Recetas para Europa III), después de los grupos sociales (Recetas para Europa IV) y hoy, nos centramos en los derechos sociales.

El análisis de los programas electorales de los partidos se ha centrado en tres puntos principales: igualdad de derechos, salud y vivienda.

Una de las consecuencias de la crisis económica ha sido la demanda de cierta regeneración democrática. La sensación de mala gestión, las políticas de derechas aprobadas y aplicadas con el pretexto del déficit económico y la falta de transparencia e información han provocado una crisis política que se ha manifestado en un extremo con desafección política y en el otro con indignación y voluntad de cambio.

Hoy Suiza aparece en la prensa por partida doble. Por un lado, el gobierno de la conferencia helvética, en respuesta al referéndum sobre la libertad de circulación que tuvo lugar la semana pasada,