Estás satisfecho con tu sueldo? Tanto si la respuesta es que sí como si es que no, seguramente te gustaría cobrar más. Tranquilo, ¡no eres el único! Persiguiendo este objetivo, muchos europeos se marchan a otros países de la UE con un nivel salarial mayor que el de su país de origen buscando nuevas oportunidades laborales. Pero aunque compartimos la misma moneda, ¿cobrar más euros es sinónimo de cobrar mejor? Para evaluar este hecho tenemos que tener presentes, como mínimo, tres variables esenciales.