Recetas para Europa (VI): la economía

Recetas para Europa (VI): la economía

By in Manifiestos, Pau Vall on 24 mayo, 2014

Hoy, jornada de reflexión, os ofrecemos la última entrega de las “Recetas para Europa” a partir de las cuales hemos tratado de esclarecer que propone cada uno de los partidos que se presenta a las elecciones (Recetas I II III IV y V). Nos hemos dejado para el final uno de los temas que han centrado la actualidad europea de la última legislatura: el estado de la economía. La gestión de una crisis económica, que empezó siendo mundial pero que ha acabado siendo esencialmente europea, ha redefinido en los últimos años el proyecto europeo. En un momento de impase, el próximo Parlamento marcará el rumbo de la economía europea de las próximas décadas. ¿Cómo debemos rehacer la unión económica y monetaria? ¿Cómo podemos poner fin a los altos niveles de paro de algunos Estados? ¿Cómo se puede edificar una economía del conocimiento y cuál debe ser el papel de las infraestructuras y la I+D+i en este futuro? Aquí tenéis algunas respuestas.

 

Recetas para Europa (VI): la economía

 

En el ámbito de la ocupación, una de las propuestas estrella es la Garantía Juvenil que defienden la mayoría de partidos de izquierdas. Partidos como el PP y Vox defienden la creación de ocupación, básicamente a partir de la emprendeduría mientras que las izquierdas defienden la inversión pública como mecanismo empleador. Todos los partidos asumen que se debe de facilitar el acceso al mercado de trabajo de los grupos sociales más desfavorecidos. Otra de las propuestas estrella de partidos como ERC, Primavera Europea, ICV o Podemos es el establecimiento de un Salario Mínimo Interprofesional para toda la UE (no de cantidad fija sino relativa, p.ej. IU propone que sea el 60% del salario medio) y la limitación de salarios. Finalmente, partidos como Equo o IU defienden que la creación de puestos de trabajo debe basarse en la aplicación de un New Deal Verde.

Sobre el futuro de la unión económica todos los partidos proponen profundizar en la unión pero, evidentemente, cada uno con su estilo. La Troika es el blanco de las acusaciones de IU y ERC, que proponen desmantelarla, mientras que CiU habla de reformarla para someterla a un control democrático. Todo el mundo asume que se debe dotar de mayor capacidad fiscal a la UE pero mientras las izquierdas asumen que esto pasa por dotar la UE de un Tesoro Común y de impuestos propios, Vox y el PP son mucho más neutros. Precisamente estos dos partidos defienden claramente la necesidad de reformas estructurales y la estabilización de los presupuestos mientras que partidos como EH Bildu, IU y Podemos defienden auditar la deuda y el impago de la que sea ilegítima. Finalmente, también hay un gran acuerdo en reforzar la unión bancaria.

Sobre las políticas industriales, todo el mundo coincide en que se debe reindustrializar Europa pero mientras PP y Vox enfatizan la importancia de la competitividad y los sectores tradicionales, el resto asumen que la reindustrialización debe de hacerse a partir de la sostenibilidad. Combatir las deslocalizaciones es uno de los ejes de UPyD e IU, que exigen el retorno de subvenciones de las empresas que deslocalicen sus plantas. PSOE y ERC defienden que la UE apoye una reindustrialización a partir de programas de financiación pública.

En I+D+i todo el mundo está de acuerdo, la mayoría de partidos pequeños recuerdan el compromiso de invertir el 3% del PIB en I+D+i y el resto se limitan a la fórmula neutra de “aumentar la dotación”. Sobre infraestructuras, todos los partidos catalanes defienden el corredor mediterráneo, el PP también pero junto al corredor central y el del País Vasco. Sobre infraestructuras, UPyD y EH Bildu coinciden en demandar más control previo a su construcción, ya sea con auditorías (UPyD) o con mayor participación ciudadana en los procesos de decisión (EH Bildu).

 

 

Por último hemos medido (en páginas) el peso de cada uno de los temas en los programas de los partidos, destacando ICV y CiU con más de 10 páginas todos ellos, frente a la página del Partido Pirata o Movimiento Red.

 

 

En fin, que los romanos dirían que alea jacta est. A través de estas entregas hemos tratado de facilitar-vos una decisión que nunca es fácil pero que es esencial en democracia. Incluso, no lo olvidemos, votar en blanco o nulo es también una opción, aunque creemos que os hemos mostrado un abanico suficientemente amplio de posibilidades distintas entre las que podéis escoger. En democracia ningún partido es imprescindible pero lo único que nunca pueden faltar son ciudadanos que voten, y cuanto más informados mejor. Una de las grandes críticas que se hace a la UE es que nos queda lejos, demasiado lejos. Desde Sexy Europe tratamos de acercaros la UE haciéndola atractiva y comprensible, pero si solamente esperamos que sea la UE la que se nos acerque, tardaremos demasiado en hacérnosla nuestra. Los ciudadanos también debemos hacer un pequeño esfuerzo e ir a votar. Solo así, si caminamos los unos hacia los otros, todos saldremos reforzados.

¡Tened un #HappyVoting! ¡Y no os olvidéis de haceros un #selfievoting!

 

 

Serie de seis artículos realizada por Esther Gabarró, Eduardo Martínez y Pau Vall

 

 

AUTOR DEL ARTÍCULO:

Pau Vall

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *