Exposición: La Universitat Pompeu Fabra organitza l’exposició “Ara fa 30 anys. Un espai de reflexió”, que commemora el 30è aniversari de l’adhesió a les Comunitats Europees i compta amb el patrocini del Parlament Europeu. Estarà oberta al públic des del 15 de gener fins al 12 de febrer.

 

Elecciones inglesas de 1945: Mientras el Partido Conservador liderado por Churchill repartia y predicaba la obra más famosa de Hayek, el Partido Laborista de Atlee llamaba a la construcción de un sistema social público.

Elecciones griegas de 2015: Nueva Democracia alerta a la llegada del caos ante la victoria de Syriza y sus propuestas anti-austeridad.

 

Escribimos estas lineas emocionados por todo lo que hemos vivido estos días en Atenas. La crisis humanitaria existente, el auge de la extrema derecha, la ruptura de la cohesión social y el mal gobierno por parte de las administraciones que anteceden a la victoria de Syriza. Andar por las calles de Atenas es transitar por la historia de la lógica constituyente europea iniciada por Inglaterra con la victoria del Partido Laborista de Clement Atlee en 1945. Ésta también se produjo, con otra naturaleza, durante la llegada de la dupla Reagan-Thatcher en los setenta, para unos constituyente para otros desconstituyente.

Hoy nos encontramos viviendo otra nueva lógica, las consecuencias de la Acta Única Europea, el Tratado de Maastricht, unidad monetaria, la TTIP, las políticas de austeridad y el nuevo papel de los Estados dentro de las economías, construyen un imaginario distópico para la izquierda o los movimientos de emancipación social europeos. Hoy, ésta está hablando en Grecia y pide paso en muchos países de Europa. Por ejemplo, en España con Podemos o con la posible victoria del Sinn Féin en Irlanda.

Aunque el juego de paralelismos históricos podría resultar incluso un insulto para la mayoría de demócratas que lucharon durante la II Guerra Mundial; necesitamos referenciarnos en la historia, especialmente en la historia europea, para intentar entender, con más o menos profundidad, lo que hoy algunos celebran o lamentan, con mayor o menor escepticismo. Quizás, la mejor manera de construir Europa es tener un buen relato de nuestro imaginario colectivo.

¿Europa constituyente?

La campaña electoral de Nueva Democracia ha sido un buen reflejo de la lógica constituyente griega y europea. Durante toda la campaña electoral, la mayoría del establishment intelectual y político de la derecha conservadora se ha centrado en un mensaje claro: “Nosotros o el caos”. Además, le ponían nombre y apellido al caos: la salida de Grecia de la Eurozona o incluso de la UE.

Permítannos decir algo arriesgado para algunos: Syriza es una fuerza europeísta. Las interdependencias generadas por la Globalización y la constante integración (y desintegración) de mercados generan escenarios de demasiada inestabilidad económica para las naciones europeas. Por tanto, la necesidad de tener unas estructuras supranacionales que ayuden a construir un proyecto europeo común y democrático, no es solo preferible sino también necesario.

Lo que en el fondo está planteando Syriza, creo que sin decirlo de manera tan cruda, es la necesidad de una idea constituyente común. Y hoy es objetivamente necesario y subjetivamente posible. Al fin y al cabo, en Europa vivimos algo un poco parecido a lo ocurrido no hace tantos años: La salida de la II Guerra Mundial, la victoria de los laboristas británicos, la construcción de varios Estados del Bienestar*, como dijo un dirigente laborista británico durante la campaña electoral de 1945 “Construir nuestro Jerusalén entre los prados verdes de Inglaterra”**. A eso, ahora se le llama populismo o caos.

La historia como un cuento de hadas

Caeríamos en un error mayúsculo si entendiéramos la historia europea desde una visión whig***, es decir, como un cuento que irremediablemente termina con un final feliz. Desgraciadamente, Europa nos sirve de ágora y el período de entreguerras de attrezzo para demostrar por la vía empírica que eso no es así.

Será evidente que las actuales instituciones europeas y los agentes sociales a favor de la Política de Austeridad seguirán teniendo una fuerte centralidad política en el desarrollo de la historia europea los próximos años. Y que quizás, esta Kominform mediterránea que está naciendo no será suficiente para forzar el cambio político; y por tanto, la confirmación de esa distopía para la izquierda europea. Cuando la historia y la política están explicadas como un cuento de hadas, no es ni política ni historia, es una farsa.

Así pues, sería irresponsable señalar que eso está a la vuelta de la esquina, que este 25G ha significado el cambio definitivo. Simplemente, los griegos han escuchado la sintonía de una Europa que se derrumba y ellos, como fundadores de unos de los valores que inspiran el proyecto europeo, la Democracia, simplemente han venido a rescatar a su más preciada hija.

 Crónica realizada por Albert Medina i Aina Valldaura, corresponsales especiales en Atenas

________________

* La construcción del Estado del Bienestar no se puede explicar de manera homogénea para toda Europa.

** Ver el documental “El espíritu del 45” de Ken Loach.

*** http://lopezbulla.blogspot.gr/2012/02/mas-alla-de-la-crisis-habla-josep.html

Entrevista al dirigente juvenil de Syriza,  Petros Markopoulos

 

¿Cuáles han sido los cambios sociales que han sucedido en Grecia antes y después de la crisis económica?

El desempleo y los recortes sociales han generado unos fuertes costes para la sociedad griega. El acceso a la sandidad se ha restringido, nuestros mayores han visto sus pensiones recortadas y los jóvenes se encuentran sin esperanzas para encontrar un trabajo aquí. Todo esto por unas políticas impuestas por la Troika y el mal gobierno. Las políticas de auteridad impuestas por la Unión Europea no han servido para rebajar los niveles de deuda, sino al contrario.

 

¿Qué tipo de políticas necesita Grecia para salir de la crisis?

Lo primero que se necesita es un programa para parar la crisis humanitaria en Grecia, la gente esta pasando hambre y muchas estan durmiendo en la calle. Segundo, renegociar la deuda con la Unión Europea para permitir el desarrollo económico de nuestro país. Debemos forzar el diálogo con la Unión Europea.  La deuda no es solo un problema de Grecia, sinó un problema de la mayoria de países del sur de Europa, como España, Portugal o Italia.  Al mismo ritmo que se tienen que solucionar estos problemas, hay que reactivar la economia para volver a crear empleo. Este nuevo modelo productivo tiene que ser más sostenible y con garantias laborales para los trabajadores.

 

¿Cuál es el futuro de Europa, según Syriza?

Las economias europeas son muy codependientes las unas de las otras, y no podemos permitir que Grecia, ni ningún otro país se quede aislado. Debemos permanecer unidos y ayudarnos los unos a los otros.

Petros-Markopoulos-2-

Petros Markopoulos. Fuente: Silke Mülherr (periódico Die Welt)

¿Que espera Syriza ahora de la Unión Europea?

Hoy por hoy no demasiado. Las instituciones europeas intentaran lastrar a nuestro gobierno, pero tenemos que tejer solidaridad entre los distintos pueblos de Europa. Los problemas que tiene Grecia no son únicamente griegos, son problemas de toda Europa, especialmente de la Europa de la Mediterránea.

 

¿Y a nivel español Podemos o IU?

Con IU tenemos relación desde hace muchos años pero Podemos representa algo nuevo. Ustedes deben unirse como hicimos nosotros.  Syriza esta formada por trostkistas, maoistas, socialdemócratas, eurocomunistas…Todos entendimos que teniamos muchas diferencias pero también muchas en común. Ahora el objetivo es uno, reconstruir el país. Una vez hayamos terminado con  la auteridad ya podremos discutir elementos más concretos.

 

¿Que parecido tiene Syriza con Podemos?

Tenemos un gran  elemento en común, la relación con los indignados en España y las protestas de la plaza Syntagma que fueron una gran explosión y nos permitieron por primera vez hablar con confianza con la gente. Saber qué pensaban. Hay una relación de plazas con Podemos.

 

 

*Entrevista realizada por Albert Medina i Aina Valldaura, corresponsales especiales en Atenas

Els comicis electorals europeus ja han arribat a la seva fi. La feina, però, tot just comença i en els propers dies, setmanes i mesos els representants dels partits polítics escollits a les urnes començaran una nova legislatura. Després de gairebé tres mesos en què he analitzat les portades de diferents capçaleres continentals, no tenia sentit que a l’endemà del 25-M no s’observessin.

Els comicis electorals europeus ja estan aquí. Ahir mateix es van celebrar a Gran Bretanya i a Holanda; tot i que els resultats no es faran oficials fins diumenge, quan ja s’hagin tancat totes les urnes continentals. Al nostre país les eleccions seran el 25-M i, després de dues setmanes ben intenses, avui s’acaba la campanya. Per aquest motiu, l’anàlisi d’aquests darrera quinzena l’hem escurçat fins avui divendres. Tot i així, les portades dels periòdics europeus han estat repletes, més que mai, de notícies referents a la Unió Europea o d’alguns dels països membres. En total, s’han comptabilitzat 151 articles diferents.

Les eleccions s’apropen i, per això, cada vegada es parla més d’Europa al carrer, i els mitjans de comunicació tampoc en són l’excepció. En l’anterior anàlisi, ja vam avisar que el número de notícies a les capçaleres que tenien com a protagonista la Unió Europea o un país membre havia augmentat exponencialment. Doncs bé, la darrera quinzena, del 28 d’abril a l’11 de maig, no s’ha quedat enrere i la xifra final ha estat de 149 notícies en portada.

Hem acabat una quinzena en què les vacances de Setmana Santa i Sant Jordi han alterat les principals capçaleres a nivell català i espanyol. No obstant això, aquesta tercera quinzena també ha estat la que ha tingut, de lluny, més presència de notícies de caràcter europeu a les portades dels diaris analitzats. He comptabilitzat fins a 130 articles diferents, superant els 101 de la primera anàlisi i els 96 de la segona.

La segona quinzena analitzada no varia massa de la que vaig presentar fa dues setmanes. En aquesta ocasió, hi ha hagut 96 articles en portada en què la Unió Europea o un país membre ha estat el centre de la notícia, cinc menys que en la primera anàlisi (101). Tot i així, el principal focus ha tornat a ser el mateix: les tensions entre Ucraïna i Rússia; ergo, les tensions entre la Unió Europea-Estats Units i la potència capitanejada per Putin.

Els mitjans de comunicació són, possiblement, el reflex d’allò que es parla al carrer. Per aquest motiu és interessant observar les portades dels diaris d’un país. De capçaleres n’hi ha de tots els colors: esportives o generalistes, de premsa groga o més rigorosa, de tarannà progressista o més conservador, de nacionalistes, etc. Un bon exercici per saber quina importància dóna la població d’un país a la Unió Europea és analitzant, doncs, les portades dels principals periòdics informatius.