Una de las consecuencias de la crisis económica ha sido la demanda de cierta regeneración democrática. La sensación de mala gestión, las políticas de derechas aprobadas y aplicadas con el pretexto del déficit económico y la falta de transparencia e información han provocado una crisis política que se ha manifestado en un extremo con desafección política y en el otro con indignación y voluntad de cambio.

Ante tal pregunta es posible que se os haya quedado la cara de Angela Merkel mientras pensáis: “eemmfff…es muy complicado, hacen muchas cosas…cómo te diría yo…”. Pues bien, el objetivo de este post es analizar la participación de algunos eurodiputados españoles en el Parlamento para hacernos una idea de su trabajo diario.